Así va la reconstrucción de la infraestructura vial en Mocoa

Así va la reconstrucción de la infraestructura vial en Mocoa

Reconstrucción de Mocoa

Foto: Batallón de Ingenieros Militares

La reconstrucción tan solo de la infraestructura vial a cargo de la Nación, afectada por la avalancha que hace dos semanas arrasó parte de Mocoa, destruyó dos puentes en corredores nacionales que la dejaron incomunicada con el centro del país e impactó otros tres en el casco urbano, impidiendo la movilidad en el municipio, costará más de 20.000 millones de pesos, informó el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo.

Las labores humanitarias han permitido atender a 4.668 familias damnificadas y repartir 82 toneladas de mercado y 70 toneladas de agua.

Es el estimado inicial de las reparaciones que se harán en puentes, obras internas y dos nuevos que hará el Instituto Nacional de Vías (Invías) en Mocoa, según evaluación que hicieron los ingenieros a la infraestructura sobre las quebradas que atraviesan el municipio: Mulato y Sangoyaco.

A los 20.000 millones se deberán sumar los 2.000 millones de las interventorías de las obras y el valor del puente definitivo que la firma Aliadas para el Progreso S. A. S. –concesionaria de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)– asumirá y construirá en el kilómetro 4 de la vía nacional Mocoa-Pitalito, donde la estructura fue destruida.

El derribamiento de este puente fue uno de los daños más graves que tuvo la infraestructura de carreteras en Mocoa.

Otros dos puentes sobre la quebrada Sangoyaco resultaron averiados. Uno de ellos quedó con dos de sus cuatro carriles destruidos y el otro, que pasa por la perimetral de Mocoa, resultó afectado en los estribos, explicó Hugo Hernán Herrera, subdirector de prevención y atención de emergencias de Invías. Estos dos puentes serán reemplazados por nuevos.

La infraestructura vial quedó colapsada, cubierta con lodo, rocas, troncos y escombros que alcanzaron hasta dos metros de altura en algunos puntos, difíciles para la remoción, incluso con retroexcavadora. Sin embargo, el paso por la vía Mocoa-Pitalito y los otros puentes pudieron ser destapados y reabiertos en un tiempo récord, 24 horas después de la tragedia, por el equipo de infraestructura del Gobierno Nacional en cabeza de la cartera de Transporte.

¿Cómo lo hicieron? Por un lado, el Ministerio junto con Invías movilizaron retroexcavadoras, maquinaria, ingenieros y obreros al lugar para destaponar y limpiar los puentes que quedaron en pie, proteger con jarillones sus cimientos y abrirlos rápidamente para reactivar el tránsito en la ciudad.

Paralelamente, tras la orden del presidente Juan Manuel Santos de que la vía nacional Mocoa-Pitalito debía reabrirse a como diera lugar, Rojas, Invías y el concesionario de la ANI levantaron inicialmente un puente con tubos sobre el río, para que el agua pasara sin problema de un lado al otro. Encima hicieron el ‘piso’ por donde, desde la mañana siguiente a la tragedia, empezaron a circular tractomulas con ayudas para los damnificados.

De inmediato, se acordó el reemplazo por un puente metálico (militar) para mayor seguridad, suministrado por Invías. Junto con la ANI y el Batallón de ingenieros militares, alistaron el terreno y montaron el armazón, también en tiempo récord: cinco días.

“Un puente normal dura montándose 3 o 4 meses y el puente militar, una semana. Se hizo en menos tiempo y sin cerrar ni un minuto la vía”, apuntó Rojas.

Hoy, el puente metálico, de 42,5 metros de longitud, 3,80 m de ancho y con capacidad para soportar peso de 55 toneladas, tiene tránsito en un solo sentido, con paso controlado.

Es un puente provisional, mientras el concesionario de la ANI construye el definitivo, que, según Mintransporte, se espera esté listo antes de fin de año.

En cuanto a los dos puentes que construirá el Invías, Rojas dijo se harán por convenio con el Batallón de Ingenieros Militares y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), lo que permitirá que se hagan más rápido, a menor costo y puedan estar listos en unos siete meses.

Por otro lado, las retroexcavadoras de Invías y la UNGRD vienen dragando y reparando cauces en las quebradas Mulato y Sangoyaco y en los ríos Taruca y Taruquita, donde aún quedan inmensas rocas que arrastró la avalancha.

Fuente: www.eltiempo.com

 

Print
Categorías: Novedades
Rate this article:
Sin calificación

Please login or register to post comments.

Línea gratuita: 01 8000 942 200 - Línea celular: 311 7707310 - Email: info@bristol.la

Línea gratuita: 01 8000 942 200 -
Email: info@bristol.la

Política de Tratamiento de Datos | Aviso de privacidad
Todos los derechos reservados Motoplantas Bristol